Agradezco al Señor todo el bien que me ha hecho

Hace algunos años sentí una inquietud en lo profundo de mi corazón; un llamado a servir y a entregarme por completo a la obra del Señor. Hoy, ya en el seminario, sigo esa voz que me llama y que no me abandona; esa que me llena de esperanza porque siempre estará conmigo. Dios no se ha dejado ganar en misericordia durante estos años de formación, pues cada día me demuestra que me ama al colocar en mi camino personas que oran por mí y que apoyan mi vocación. Doy gracias al Señor por ustedes, Familia Minutos de Amor, porque me apoyan incondicionalmente y no han ahorrado esfuerzos para mi vocación. Hermanos, les ruego que continúen apoyando esta obra, para que así muchos jóvenes no se vean limitados por la situación económica.

 

Juan Alexander Hernández González

III de teología

Seminario Mayor de la Inmaculada Concepción

Diócesis de Girardot

 

 

Esta entrada fue publicada en Queridos Lectores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

    Links de interés: