¡Bendito sea el Señor, ahora y por siempre!

Queridos hermanos, quiero compartir con ustedes el llamado que el Señor Jesucristo, por medio de la Iglesia, me ha hecho al sacramento del orden sacerdotal en el grado de los presbíteros. En el hoy de nuestras vidas continúa resonando aquella realidad bíblica: “Y dejándolo todo, lo siguieron” (Lc 5, 11). La formación inicial que he recibido en el sendero de la configuración existencial y sacramental con nuestro Señor, me enseña que aún tengo mucho que aprender, pero que de su mano saldré adelante. Me encomiendo a sus oraciones para que el Señor me conceda fidelidad y generosidad en este ministerio que inicio. De igual modo, familia Minutos de Amor, les pido que continúen apoyando espiritual y materialmente esta obra, para que más jóvenes que desean seguir al Señor, cuenten con la Providencia que nunca desampara. Dios los siga bendiciendo.

P. Fredy Leonardo Galvis Cifuentes

Arquidiócesis de Bogotá

Esta entrada fue publicada en Queridos Lectores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

    Links de interés: