Hoy, veo tu gloria en mi vida, Señor

Desde pequeño, mi familia me inculcó la fe católica: asistir y colaborar en todo lo concerniente a la vida de la parroquia, donde comencé siendo monaguillo, y al pasar de los años, mi compromiso se hizo aún más fuerte. Al ver mi entrega por las cosas del Señor, el párroco de entonces me invitó a un encuentro vocacional. Inicie mi discernimiento con el Seminario Mayor de Girardot, en el que conocí sobre el proceso de formación y todos los requerimientos para el ingreso. El reto era grande, pero me decidí a entregar mi vida al servicio de Dios, en el ministerio sacerdotal. Dios, que es bueno en todo, no se dejó ganar en generosidad, y ha sostenido mi proceso con la oración y colaboración de muchas personas. Hoy, le doy gracias al Señor por ustedes, familia Minutos de Amor, porque con su ayuda, puedo costear los gastos de mi formación. Los invito a difundir esta obra de Dios y a no desfallecer en la caridad. Dios los bendiga.

 

Geyson Serafín Dimaté Rojas

III de teología

Seminario Mayor de la Inmaculada Concepción

Diócesis de Girardot

Esta entrada fue publicada en Queridos Lectores. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

    Links de interés: