EL AÑO LITÚRGICO
Compartir:

La Iglesia nos acompaña en cada momento de la vida con el Año Litúrgico. Es un ciclo que se repite porque la vida es así: los días, las semanas y los meses, no para caer en la rutina, sino como nuevas oportunidades; por ejemplo, vemos personas mayores que son como niños, o sea, vuelve el ciclo de la infancia, no por las dificultades de salud, sino en su espíritu, inocencia y cariño. También conocemos a personas adultas con comportamientos “inmaduros”, porque no han superado alguna etapa de su existencia, evitando dar el paso al cambio. Los tiempos en la Iglesia son cíclicos, se repiten, porque son meditación continua de Cristo, quien todo lo hace nuevo.

Recordemos brevemente los tiempos del Año Litúrgico y sus colores: Adviento (morado), Navidad (blanco), Cuaresma (morado), Pascua (blanco) y Tiempo Ordinario (verde). El color rojo lo utilizamos para celebraciones muy importantes como Pentecostés o la memoria de los mártires. En cada uno de estos tiempos la Iglesia presenta algunos elementos propios que, bien vividos, son de riqueza para el crecimiento en la vida espiritual.

En algunas parroquias hay catequesis que ayudan a saber vivir cada uno de los tiempos litúrgicos, y así caminar con el ritmo de la Iglesia; en nuestra amada revista cada día está encabezado por la ubicación en la liturgia, mencionando el tiempo y el color litúrgico; en ediciones especiales como esta, preparamos un artículo que recoge el sentir del nuevo ciclo litúrgico y del tiempo que comienza, el Adviento. A lo largo del Año Litúrgico nos van acompañando las fiestas del Señor, la Virgen María y los Santos; así nos estimulan en el camino de nuestra fe, presentando sus vidas como un modelo a seguir, a pesar de nuestras fragilidades.

Con el Año Litúrgico vamos recorriendo los misterios de la vida de Cristo y a través de los signos sensibles nos vamos acercando a las realidades Divinas. Empecemos el Nuevo Año Litúrgico, del ciclo B, con una buena preparación espiritual, de manera que la alegría para la que nos preparamos en Adviento llegue a su plenitud en la noche de Navidad.

En Familia, Minutos de Amor.

 

 

 

http://www.minutosdeamor.com/wp-content/uploads/2017/11/image-2017-04-10-1024x592.jpghttp://www.minutosdeamor.com/wp-content/uploads/2017/11/image-2017-04-10-150x150.jpgTeólogoEditorialesLa Iglesia nos acompaña en cada momento de la vida con el Año Litúrgico. Es un ciclo que se repite porque la vida es así: los días, las semanas y los meses, no para caer en la rutina, sino como nuevas oportunidades; por ejemplo, vemos personas mayores que son...Tu adoración diaria al Santísimo - Manual de oración y formación católica
Compartir: