LLAMADOS A LA SANTIDAD
Compartir:

Como de costumbre, hacemos un llamado a no olvidar las enseñanzas de nuestra Iglesia. Hace un par de meses, el Papa Francisco nos regaló la Exhortación Apostólica Gaudete et Exsultate (sobre el llamado a la santidad en el mundo actual), de la cual podemos encontrar unos fragmentos en este Manual de Oración.

Las palabras que encierran el título lo dicen todo: “alégrense y regocíjense”. El camino hacia la santidad no debe generar tristeza o amargura. Lo primero que un verdadero creyente debe sentir en ese primer llamado (vocación) es la alegría de ser santo.

El Papa usa, como siempre, ese lenguaje cercano, porque lo que no se entiende difícilmente se puede vivir; nos invita a ser santos con el prójimo, o sea, con la persona que está a nuestro lado, viendo los grandes ejemplos que tenemos, obviamente sin desconocer otras maneras de vivir la santidad.

“La santidad es el rostro más bello de la Iglesia”. Es verdad, porque nuestro Señor Jesucristo nos invita “a ser perfectos como su Padre es prefecto” (Mt 5-48). Desde la santidad la Iglesia será más atractiva, convencerá a más personas de que vale la pena estar congregados como familia, pueblo de Dios.

Gracias a nuestra identidad de cristianos, la santidad se vive en comunidad. “No existe si no es Dios quien nos atrae tomando en cuenta la compleja rama de relaciones que se establecen en la comunidad, entrando en una dinámica popular, en la dinámica de pueblo”.

Ante las distintas definiciones de santidad, el Papa nos dice que, por medio de las Bienaventuranzas, Cristo nos dejó las reglas para alcanzar la verdadera santidad; por esto son consideradas el corazón del Evangelio.  Qué bueno que nos leamos la Exhortación Apostólica y tengamos una herramienta más para entender que ser santos no es algo imposible y es nuestra principal meta para ser partícipes de la vida eterna.

http://www.minutosdeamor.com/wp-content/uploads/2018/06/editorial_julio-1024x331.jpghttp://www.minutosdeamor.com/wp-content/uploads/2018/06/editorial_julio-150x150.jpgEditorEditorialesComo de costumbre, hacemos un llamado a no olvidar las enseñanzas de nuestra Iglesia. Hace un par de meses, el Papa Francisco nos regaló la Exhortación Apostólica Gaudete et Exsultate (sobre el llamado a la santidad en el mundo actual), de la cual podemos encontrar unos fragmentos en este...Tu adoración diaria al Santísimo - Manual de oración y formación católica
Compartir: