2021, UN AÑO NUEVO PARA AMAR MÁS Y MEJOR

Querida Familia Minutos de Amor, ¡Feliz Año Nuevo! Iniciamos el año 2021 de la mano de Nuestro Señor Jesús, dejando al cuidado de su Divina Providencia los propósitos y buenos deseos que tenemos. La alegría y la fuerza renovadora del Tiempo de la Navidad nos acompañará aún hasta el domingo 10 de enero, día en el que celebraremos la Solemnidad del Bautismo del Señor y con ello inauguraremos el Tiempo Ordinario, momento para contemplar a Jesús en su actividad misionera para aprender de Él cómo anunciar la llegada del Reino de Dios en nuestra vida personal, familiar y comunitaria. Por ello, el mes de enero debe ser para nosotros el tiempo favorable para recoger los frutos de la reflexión en torno al pesebre y así proyectarnos con alegría, novedad y esperanza  para desarrollar un anuncio del Señor más comprometido con la realidad actual, dejando atrás todo aquello que logramos identificar como fuente de distracción o pérdida de nuestra única meta: el Amor de Dios. 

Hermanos, este año tiene que ser de completa renovación, y debemos comenzarlo con el pie derecho, dejando atrás el pesimismo para transformarnos en hombres y mujeres de esperanza, sembradores de alegría y constructores de hogares, comunidades, vecindarios y entornos formativos y laborales más fraternos, justos y pacíficos. Aprovechemos la riqueza litúrgica de este mes, pues lo iniciaremos el 1 de enero con la Solemnidad de Santa María Madre de Dios para encomendar al amparo de Nuestra Señora todas nuestras actividades partiendo de la certeza de que el Señor cuenta con nosotros para transformar el mundo. Esta invitación a dar a conocer a Cristo sin frontera alguna se verá reforzada con la Solemnidad de la Epifanía del Señor, donde los sabios de oriente que vienen a adorar al Rey que ha nacido en Belén representan a las naciones de todo el mundo que desean recibir la Salvación del Señor. Por ello, este es un año en el que no podremos desentendernos de nuestra tarea de anunciar el Evangelio, ya que estamos recibiendo un mundo que necesita el consuelo divino y una orientación clara de cómo vivir desde la justicia, la verdad y el cuidado de la creación, una relación armónica consigo mismo, con el prójimo y con Dios. Para ayudarnos en este propósito, el 25 de enero celebraremos la fiesta de la Conversión de San Pablo, bello ejemplo de transformación para amar más y mejor.

Querida Familia, dejemos en manos de la Santísima Trinidad este año que comienza, y de igual modo, confiemos en el amparo maternal de Nuestra Señora la Virgen María, quien intercede con amor por la Iglesia. De corazón, les deseamos a todos ustedes y a sus familias un venturoso año 2021, para que el Señor se muestre grande en sus vidas y a través de ustedes revele la grandeza de su misericordia. 

En Familia Minutos de Amor.

http://www.minutosdeamor.com/wp-content/uploads/2021/01/133121105_3942931482407610_6619906082960091621_o.jpghttp://www.minutosdeamor.com/wp-content/uploads/2021/01/133121105_3942931482407610_6619906082960091621_o-150x150.jpgEditorEditorialesQuerida Familia Minutos de Amor, ¡Feliz Año Nuevo! Iniciamos el año 2021 de la mano de Nuestro Señor Jesús, dejando al cuidado de su Divina Providencia los propósitos y buenos deseos que tenemos. La alegría y la fuerza renovadora del Tiempo de la Navidad nos acompañará aún hasta el...Tu adoración diaria al Santísimo - Manual de oración y formación católica