Lectura del libro de Isaías 4, 2-6

Será ornamento para los redimidos

Aquel día, el vástago del Señor será el esplendor y la gloria, y el fruto del país será orgullo y ornamento para los redimidos de Israel. A los que queden en Sion y al resto en Jerusalén los llamarán santos: todos los que en Jerusalén están inscritos para la vida. Cuando el Señor haya lavado la impureza de las hijas de Sion y purificado la sangre derramada en Jerusalén, con viento justiciero, con un soplo ardiente, creará el Señor sobre toda la extensión del monte Sion y sobre su asamblea una nube de día, un humo y un resplandor de fuego llameante de noche. Y por encima, la gloria será un baldaquino y una tienda, sombra en la canícula, refugio y abrigo de la tempestad y de la lluvia. V/. «Palabra de Dios». R/. «Te alabamos Señor».       

SALMO RESPONSORIAL

Sal. 122 (121), 1bc-2. 3-4b. 4d-5. 6-7. 8-9

R/. Vamos alegres a la casa del Señor.

¡Qué alegría cuando me dijeron: «Vamos a la casa del Señor»! Ya están pisando nuestros pies tus umbrales, Jerusalén. R/.

Jerusalén está fundada como ciudad bien compacta. Allá suben las tribus, las tribus del Señor. R/.

Según la costumbre de Israel, a celebrar el Nombre del Señor; en ella están los tribunales de justicia, en el palacio de David. R/.

Deseen la paz a Jerusalén: «Vivan seguros los que te aman, Haya paz dentro de tus muros, seguridad en tus palacios». R/.

Por mis hermanos y compañeros, voy a decir: «La paz contigo». Por la casa del Señor, nuestro Dios, te deseo todo bien. R/.

Ven a librarnos, Señor, Dios nuestro; que brille tu rostro y nos salve.

EVANGELIO

Vendrán muchos de oriente y occidente al Reino de los Cielos

Lectura del santo Evangelio según San Mateo 8, 5-11

En aquel tiempo, al entrar Jesús en Cafarnaúm, un centurión se le acercó rogándole: «Señor, tengo en casa un criado que está en cama paralítico y sufre mucho». Le contestó: «Voy yo a curarlo». Pero el centurión le replicó: «Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo. Basta que lo digas de palabra, y mi criado quedará sano. Porque yo también vivo bajo disciplina y tengo soldados a mis órdenes; y le digo a uno: “Ve”, y va; al otro: “Ven”, y viene; a mi criado “Haz esto”, y lo hace”» Al oírlo, Jesús quedó admirado y dijo a los que lo seguían: «En verdad les digo que en Israel no he encontrado en nadie tanta fe. Les digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac y Jacob en el Reino de los Cielos». V/. «Palabra del Señor». R/. «Gloria a ti Señor Jesús».

http://www.minutosdeamor.com/wp-content/uploads/2022/07/Lecturas_Web_domingo.jpghttp://www.minutosdeamor.com/wp-content/uploads/2022/07/Lecturas_Web_domingo-150x150.jpgEditorLecturasSerá ornamento para los redimidos Aquel día, el vástago del Señor será el esplendor y la gloria, y el fruto del país será orgullo y ornamento para los redimidos de Israel. A los que queden en Sion y al resto en Jerusalén los llamarán santos: todos los que en Jerusalén...Tu adoración diaria al Santísimo - Manual de oración y formación católica