ENCENDAMOS COMO CRISTIANOS LA LUZ DE LA ESPERANZA

Amada familia Minutos de Amor, hemos empezado un año nuevo litúrgico. Este mes es el más alegre de todo el año, pues viene nuestro Salvador: Jesús. La primera etapa de este mes la vamos a vivir como una preparación para recibirlo: es un sinnúmero de sentimientos, recuerdos y emociones que vuelven a despertar en cada uno de nosotros, cuando nos preparamos para recibir la Navidad. De eso se trata el Tiempo de Adviento: un tiempo de espera y de disponernos para acoger en nuestros corazones a Jesús en forma de niño.

Intentemos que este tiempo sea propicio para nuestra salvación y que la reflexión sobre los misterios que vamos a celebrar nos disponga y nos comprometa a anunciar que la promesa de Dios, hecha carne en Jesús, se actualiza hoy en nosotros. Es una ocasión muy especial, pues en ella recordamos que Dios quiere ser parte de una familia como la nuestra, es por eso que la celebración navideña busca recuperar entre los cristianos su significación auténtica y su gozo exultante, para que puedan proclamar la Buena Nueva todos juntos como familia de Dios.

Fijémonos en los pequeños detalles, pues en la humildad y sencillez de un pesebre nos ha nacido el Salvador; el mensajero de Dios que se ha acercado a una joven Virgen, para cambiar la historia y llenarnos de alegría, porque Ella ha creído lo que fue anunciado por parte del Señor. La presencia de José en el Adviento nos invita a reconocer que Dios actúa en nosotros y en la historia. Más allá de aspectos legales y complicaciones humanas, debemos refugiarnos en el Señor y confiarnos en su bondad cuando afloran los conflictos y las dudas en nuestra conciencia.

Durante este año, insistimos mucho en la importancia del Sínodo de la Sinodalidad, que en sí significa caminar juntos como familia. La clave no es solo para la Iglesia, sino para el mundo entero, pues necesitamos superar las adversidades aprendiendo a caminar juntos y dejando los intereses personales, que en ocasiones afectan el bien común.

Como parte del pueblo de Dios, participemos todos
de esta gran alegría: «nos ha nacido el Salvador».
Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo 2023.

http://www.minutosdeamor.com/wp-content/uploads/2021/06/Banner-papa-2-e1670005133732.jpghttp://www.minutosdeamor.com/wp-content/uploads/2021/06/Banner-papa-2-e1670005133732-150x150.jpgEditorEditorialesAmada familia Minutos de Amor, hemos empezado un año nuevo litúrgico. Este mes es el más alegre de todo el año, pues viene nuestro Salvador: Jesús. La primera etapa de este mes la vamos a vivir como una preparación para recibirlo: es un sinnúmero de sentimientos, recuerdos y emociones...Tu adoración diaria al Santísimo - Manual de oración y formación católica